Piel de gallina: Para ovacionar a Alejandra Azcárate, miles de mexicanos se pusieron de pie

Alejandra Azcárate en México
Foto: @laazcarateoficial

Ese dicho de que “nadie es profeta en su tierra” al parecer lo podría estar poniendo en práctica Alejandra Azcárate.

View this post on Instagram

Con frecuencia me escriben personas contándome situaciones casi siempre asociadas a conflictos de diversos tipos. Al principio me parecía muy extraño y comencé a responder dentro del marco limitado de la cordialidad. Sin embargo con el tiempo el asunto ha ido tomando otro color y he llegado incluso a hacer sugerencias o recomendaciones basadas en mis propias experiencias, lo cual ha generado un contacto más cercano que aunque no deja de resultarme raro, lo valoro. Todos, absolutamente todos pasamos por momentos difíciles, rachas nefastas que parecen no tener fin y la soledad es un factor común en medio de la dificultad. Cuando nos coge la ola de la desgracia es que por lo general constatamos que carecemos de apoyo. Los amigos empiezan a contarse con tres dedos, aquellos con quienes compartimos la alegría desaparecen, las propias familias en muchos casos señalan de forma injusta y condenan sin piedad, las parejas a veces dan la espalda, sentimos que no recibimos lo mismo que hemos dado y comprobamos con tristeza que no contamos con nadie. Los problemas adquieren la dimensión que uno les dé y solo de nosotros depende encontrar salidas que en principio parecerían inexistentes. Todo tiene una razón de ser, nada sucede sin una finalidad porque el simple hecho de que algo ocurra tiene de por sí un propósito. Es en ese instante cuando aquellos que menos imaginamos nos tienden una mano y los vacíos comienzan a llenarse a través de fuentes que nunca consideramos viables. Por eso hoy quiero agradecerles su confianza. No tengo un banco de soluciones ni pretendo posar de bondadosa, simplemente entiendo lo que ocurre en mi entorno y procuro ser útil. Quienes estén pasando por un capítulo complicado, calma. Yo también he estado ahí e identifico hasta las esquinas del lugar. Cuando uno reconoce su realidad, asimila el para qué, acepta y decide, es que resuelve. El tiempo no cura, ubica. Un día, aunque hoy muchos lo vean lejano, les garantizo que la vida acomodará de nuevo el ajedrez y con una sonrisa podrán decir: jaque mate. • • • Foto: @cleal91 Dir creativa: @niaflorez Maquillaje y peinado: @ietyg Producción: @somebodyandco Corte de pelo: @franklinramostoscano

A post shared by ALEJANDRA AZCÁRATE (@laazcarateoficial) on

La colombiana, por años, ha demostrado ser una mujer multifacética. Prueba de ello es el éxito que tiene su stand up comedy en varios países de Latinoamérica.

El “Teatro Galerías” de la ciudad de Guadalajara fue testigo del lleno total de la Azcárate en suelos mexicanos.

En un video que compartió la actriz, presentadora y comediante en su cuenta de Twitter, se puede observar la multitud que fue a presenciar su show.

Tal como si fuera un concierto, los asistentes al evento la ovacionaron de pie e incluso la alumbraron con sus celulares como toda una estrella.

“Esa respuesta del público que te vio en Guadalajara, merece mis respeto”, “Eres una retesa y te mereces todo lo que creas. Te admiro”, “Felicidades, hermosa. Te lo mereces”, fueron algunos de los comentarios que los seguidores le dejaron a la comendiante en el video.

Su éxito no nació de la nada, por muchos años la artista ha trabajado para dar a conocer su stand up y posicionarse en el difícil mundo de la comedia.

A pesar de varios ensayos en su natal Colombia, Alejandra no se dio por vencida y todo indica que consiguió en otras latitudes, el reconocimiento que tanto buscaba.

En el 2018, Alejandra Azcarate se convirtió en la sorpresa de Viña del Mar, llevándose una gaviota de oro y otra de plata, además del cariño de todo el público chileno.

“Muchísimas gracias Guadalajara, me hicieron muy feliz”, fue el mensaje de agradecimiento con el que se despidió de todo el público mexicano que asistió a su show.

Sin mucho escándalo, pero con bastante trabajo, Alejandra Azcárate sigue conquistando, con pasos firmes, al pueblo azteca. Dejando la bandera de Colombia en lo más alto.